La historia de "La Bestia"


Golpes, abusos, violaciones y falta de afecto. Así fue la infancia del mayor asesino en serie de niños de la historia: Luis Alfredo Garavito Cubillas.

Garavito, conocido popularmente como La Bestia, es nativo de Quindío, departamento de Colombia, ubicado al oeste del país. La historia de este asesino está signada por la ya mencionada terrible niñez que experimentó. Un padre que arremetía violentamente contra él, una madre desafectuosa, cero atenciones por parte de sus hermanos, sin mencionar que fue violado (varias veces) por amigos de su padre… ¡Lo perseguía la desgracia!

Todo comenzó, precisamente, luego de los abusos sexuales que sufriría, dentro de él surgirían tendencias homosexuales y pedófilas, que, como él mismo describió “eran una fuerza que nacía dentro de sí”.

Fue en su juventud donde empezó a experimentar sus grotescos pensamientos. La Bestia confesó que durante las noches, les quitaba la ropa a sus hermanos y empezaba a tocarlos, ellos nunca se daban cuenta.

En su primer intento de violar a un joven, aún como adolescente, fue sorprendido por los guardias, quienes se lo llevarían detenido. Evidentemente, al ser liberado, sería echado de casa por su cruel padre.


Rentando habitaciones, trabajando en algunos locales, asistiendo a la iglesia y a Alcohólicos Anónimos, y también emborrachándose (algo contradictorio) en bares de mala muerte; así sería la vida de La Bestia tras haberse marchado de su hogar.

Era el mes de octubre del año 1980, Garavito se encontraba trabajando en un supermercado, cuando, según declaraciones suyas, sentía el impulso de violar niños pequeños. Durante sus descansos, se iba a poblaciones vecinas y abusaba de menores. Sería al comienzo de 1981, donde Garavito ya no comenzaba a sentir placer por simplemente arremeter sexualmente contra los menores de edad, quería verlos sufrir, causarles dolor a ellos para causarse placer a sí mismo. Estos serían los primeros pasos del gran asesino.

No solo el deseo y el placer que provocaban las violaciones que hacía serían la causa de sus acciones. Un sentimiento de venganza por tantas humillaciones y la necesidad de sentirse superior con el sufrimiento que hacía sentir a sus víctimas, jugarían un papel crucial en la formación del criminal.



Sería en el año 1992 que Garavito cometería el primero de sus muchos asesinatos. Se encontraba enormemente ebrio cuando observó a un niño pasar frente al bar de turno. Inmediatamente comenzó a seguirlo, con prudencia, le ofreció dinero y se lo llevó cerca de unos rieles de ferrocarril, muy alejado de la civilización. El mismo pedófilo declaró que sintió una especie de voz que lo impulsaba a matar al infante… Y así fue.

En 1993, La Bestia empezaría a ser más infame. Esta vez, les abriría el estómago (aún vivos) a otros niños para aumentar su sufrimiento. Luis Alfredo Garavito había pasado de ser un niño con problemas en casa, a ser un hombre con problemas en la mente.

Serían 6 años más de violaciones y asesinatos hasta su captura el 22 de abril de 1999.

Para la fecha, el pervertido había violado a más de 200 menores y asesinado más de 150. Garavito sería detenido tras una persecución policial que pudo darse gracias a que un chatarrero, escuchó los gritos de un niño y lo salvó, escapando hasta un lugar público donde pudieron llamar a la policía.

Luis Alfredo Garavito fue condenado a la pena máxima en Colombia: 40 años, a pesar de que muchas personas exigieron su merecida muerte.
La historia de "La Bestia" La historia de "La Bestia" Reviewed by Alejandro Ramírez on 19:25:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.