La atrocidad de la ablación femenina.

Si eres de los que ya leíste la historia sobre Los castrati y te sentiste indignado por esta, la ablación femenina seguramente  no te será para nada indiferente. Esta práctica consiste en la eliminación parcial o total del tejido que forma parte de los genitales femeninos, especialmente del clítoris, llegando a casos donde además se remueven los labios menores y se cosen los labios mayores dejando únicamente una pequeña apertura para la orina y la menstruación.



Te preguntarás el porqué de esta aberración, esto se hace por el "simple" hecho de ser una tradición, mayormente en África, y que se realiza en niñas ya habiendo entrado en la pubertad o en su adolescencia. Con esta buscan mantener a la mujer virgen hasta el matrimonio, y el objetivo de evitar que sientan deseo sexual. Los padres de la niña o joven someten a sus hijas a esto para que estas así puedan casarse.

Se estima que unas 30 millones de mujeres en 28 países de África son víctimas de esto, pero no solo se ve en este continente, también se ha registrado en Asia, Europa, Oceanía y América, afectando así a unas 138 a 140 millones de mujeres y niñas en el mundo; y así como en algunos países se ha intentado penar este con la ley, cada vez realizan esto en niñas de menor edad, durante la infancia, entre la lactancia y los 15 años de edad.



El origen de esta horrible tradición ya se registraba en un fragmento del libro de William George Browne Travels in Africa del año 1799. Ya a mediados del siglo XIX, Richard Francis Burton, un explorador inglés, pudo observar el temperamento frío de las mujeres somalíes, y el cual describió que era resultado de causas naturales y artificiales. Él escribió que los musulmanes creen que este rito proviene de Sara, quien mutiló a Agar por celos, y luego Alá mandó a que se le hiciera lo mismo a ella. Además de eso, en Somalia corataban los labios de la vulva y se cosían con hilo de cuero y crin de caballo para preservar la virginidad. El que este sea el origen de esta práctica es solo una suposición, ya que no se sabe a ciencia cierta de dónde proviene esta costumbre, pero también se cree que pudo haber sido en el Antiguo Egipto, y que posteriormente se extendió al resto del continente africano y a otros continentes.




Esta acción suelen hacerla sin anestesia, llevándose a las niñas que van a ser "iniciadas" a un lugar apartado cerca del río, donde las obligan a meterse al agua fría con la mitad del cuerpo descubierto, ahí les sostienen fuertemente las piernas abiertas y proceden a cortar el clítoris y los labios menores mientras la niña agoniza del dolor.

Las terribles consecuencias de esto van desde infecciones, sangrado incontrolable, fístulas, problemas en el parto y la muerte. Pero además del sufrimiento físico que estas suelen tener, se le suma el trauma psicológico que seguro les acompañará a lo largo de su vida. Esto demuestra que aún costumbres y tradiciones de esta magnitud, se siguen anteponiendo a los derechos humanos.


La atrocidad de la ablación femenina. La atrocidad de la ablación femenina. Reviewed by Mariana Pinto on 11:19:00 Rating: 5

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.